was successfully added to your cart.

Neurodidáctica: cerebro activo, cerebro sano

featured-img-post-20141015b

Presentamos a Lana, 27 meses, fan de Badanamu

 

Esta semana queremos dedicarle un artículo a otro gran miembro de nuestro Badanamu Club. Os presentamos a Lana. Es una niña de 27 meses muy especial y también una gran fan de Badanamu. Lana es mitad coreana y mitad vietnamita y está aprendiendo a hablar coreano, vietnamita e inglés. Su personaje preferido de Badanamu va cambiando de tanto en tanto, pero en este momento resulta ser Punk. Su canción favorita de Badanamu también cambia con frecuencia, pero normalmente no puede evitar bailar “Ponytail con Jess.

Lana&Eunkyung

Otro aspecto que hace a Lana especial es su capacidad de producir el sonido más común (fonema) de cada letra (grafema) del abecedario en inglés. Dicho de otro modo, cuando Lana ve la letra A, dice /ae/. Igualmente, cuando escucha el sonido /ae/, busca la letra A. Esto es bastante notorio para su edad, por lo que desde el Badanamu Club queremos contar cómo ha desarrollado esta habilidad.

Al hablar con Lana y su madre, rápidamente uno puede apreciar que Lana es una niña de altas capacidades. Es capaz de completar un puzzle de 100 piezas sólo con un poco de ayuda de su madre. Se le da bien bailar, está aprendiendo a colorear con ceras y es capaz de decir y comprender frases sencillas en inglés. Su inteligencia natural, aún siendo significativa, no es el único factor que ha determinado su reciente progreso en inglés. Su éxito está más directamente relacionado con el “método” por el cual Lana se aproxima al inglés.

Nos dimos cuenta enseguida de que la madre de Lana valora la importancia de estimular la totalidad el cerebro de su hija en el proceso de aprendizaje. Lana no pasa todo su tiempo haciendo actividades del mismo tipo. Su madre le introduce multitud de actividades a diario. Después de todo, su pequeño cerebro no se está desarrollando de una forma única y demanda todo tipo de estímulos, sin ser estos estrictamente académicos. Más bien, las necesidades del cerebro de Lana están todas interrelacionadas y es prácticamente imposible separar sus necesidades físicas, sociales, emocionales, cognitivas y lingüísticas. Como resultado, la madre de Lana procura estimularla a través de juegos con sentido, no limitándose a sentarse con ella a leer libros o ver la televisión.

Entrando en Badanamu: Cuando le pregunté a la madre de Lana que le hizo fijarse en Badanamu, respondió: “Al principio, a Lana le encantaba ver y cantar con los personajes de los videos del canal de Badanamu en YouTube. Cuando puede informarme acerca del método de aprendizaje de Badanamu, fue cuando yo me sentí interesada.”

Vamos a ver en qué consiste el método Badanamu y qué relación tiene con el cerebro de Lana: Comencemos por señalar que entre los 24 y los 36 meses de edad, los niños experimentan un desarrollo general de todo su cerebro. Básicamente, están podando y reforzando todas las estructuras sinápticas que se han venido formando durante los dos años anteriores. Las zonas principales en las que se producen ese cambio y crecimiento intensos son las áreas cerebrales relacionadas con la percepción espacial y el movimiento (lóbulo parietal), las áreas relacionadas con el lenguaje y la emoción (lóbulo temporal) y las áreas relacionadas con los procesos cognitivos (lóbulo frontal). Cabe notar que el área relacionada con la percepción visual y el reconocimiento de objetos (lóbulo occipital) también es una zona muy sensible a los materiales y contenidos de Badanamu. No obstante, este lóbulo ya ha pasado por una importante fase de mielinización y poda dendrítica antes de llegar a los dos años y, entre los 24 y los 36 meses de edad, no experimenta cambios tan drásticos.

Lóbulos cerebrales

Cuando Lana juega con Badanamu Story Time, está relacionando el mundo físico con el mundo digital de tal modo que conecta activamente con los contenidos; esto le ayuda a crear y reforzar (mielinización) la actividad de todos los lóbulos de su cerebro.

Did_You_Know-es

La mejor forma de comprender lo que Lana experimenta cuando juega con Badanamu Story Time es observar qué hábitos tiene en su propio hogar. Afortunadamente, la madre de Lana ha proporcionado algunos vídeos de su hija interactuando con canciones y materiales de Badanamu, actividades que realiza a diario durante periodos de tiempo cortos (en torno a 20 minutos).

Adicionalmente al mero disfrute, en el pequeño cerebro de Lana estaba ocurriendo mucho más: Su lóbulo occipital estaba transmitiendo al resto de lóbulos toda la información visual (como el color y la profundidad) que sus ojos percibían. Su lóbulo temporal estaba enviando mensajes sobre el ritmo divertido que escuchaba y le hacía saber que reconoce a los personajes de Badanamu que aparecían bailando por ahí. Su lóbulo parietal, sin lugar a dudas, la estaba alertando cuanto estaba a punto de caerse (¡ay!). Y, lo más importante, el lóbulo parietal le estaba ayudando a procesar sus sentidos y a comprender todo el espacio que la rodeaba. La parte posterior de su lóbulo frontal, el cortex motor, estaba recibiendo toda esta información e intentando ayudarla a realizar los mismos movimientos corporales que los pingüinos. ¡Todo esto por un baile de nada!

Vamos a ver qué ocurre cuando Lana elige jugar con los personajes de Badanamu Story Time.

Aquí vemos otra forma de interacción que sigue siendo una experiencia cerebral muy activa. Nada más comenzar se puede ver cómo Lana saluda al oso. Su lóbulo temporal está recordando las experiencias emocionales positivas que ha tenido anteriormente con los personajes de Badanamu. Después, Lana juega de pie, moviéndose libre, imitando en ocasiones a los personajes de la pantalla. Está seleccionando discos mágicos, sosteniéndolos y ordenándolos: todo ello muy apropiado para la mielinización del cortex motor del lóbulo frontal. Asimismo, está tomando decisiones cognitivas sobre la base de la información recogida por los lóbulos occipital (visual) y temporal (auditiva) para seleccionar las letras correctas. ¡Una forma maravillosa de reforzar los caminos que unen estas áreas del cerebro!

Lo más emocionante de todo es, quizás, que Lana está disfrutando mucho. Se muestra activamente interesada. Se divierte porque el método Badanamu le presenta retos apropiados sin causarle estrés. Está experimentando la sensación positiva de completar una tarea difícil con la promesa del éxito. Precisamente, este es el tipo de experiencia de aprendizaje que estimula el cortex de los niños y les ayuda a formar la memoria.

Si lo deseas, puedes obtener más información sobre el Método Badanamu aquí.

¡Únete a nuestro Club y recibe gratis contenidos exclusivos!

Como regalo de bienvenida, podrás descargar la guía didáctica 10 estrategias eficaces que puedes aplicar para que tu hijo aprenda inglés contigo.
¡Me interesa!
Además, tendrás acceso a guías didácticas y tutoriales, webinars, artículos destacados del blog y ¡y mucho más!

Deja una respuesta