El objetivo de Badanamu es que los niños disfruten a cada paso del camino a la lectoescritura en inglés.

 

“Cabeza, manos y corazón” han de estar presentes en toda experiencia de aprendizaje. Los niños aprenden a sentir, a ser creativos y a utilizar su imaginación. Aprenden a jugar de manera cooperativa, aprenden a compartir y el valor de respetar a los demás. Expresamos este objetivo a través de cuatro principios que nos guían en todo lo que hacemos:

 

Los niños se comunican primero y aprenden después. Adquirir el inglés debería ser como aprender a montar en bicicleta: aunque difícil, también placentero.

 

Los niños aprenden a ser creativos, a utilizar su imaginación y a empatizar con los demás y con su entorno.

El juego y el descubrimiento son métodos de adquisición. Badanamu es un lugar feliz, diseñado para que los niños se encuentren libres de estrés. Adquisición a través del entorno, en lugar de aprendizaje basado en lecciones. Las canciones, las animaciones, las manualidades, el juego, el afecto y las narrativas configuran un entorno en el que los niños aman encontrarse.

 

Los niños piensan de manera abierta, sin cargas. Pensamiento libre de cargas, reglas y tests de memorización. Sin presión para recordar cosas innecesarias. Sencillamente, hacen inmersión en el mundo de Badanamu.