Es más probable que el niño aprenda cuando está plenamente inmerso en la actividad porque quiere estarlo.

 

A esto llamamos engagement, el estado de inmersión en el que se encuentra el niño cuando está interesado, motivado, comprometido, entusiasmado…

En Badanamu probamos nuestros recursos educativos de forma extensiva para garantizar, de facto, que los niños disfrutan aprendiendo con ellos.

 

  • Cuando un niño se encuentra inmerso, está relajado, lo que significa que su cerebro puede absorber los puntos de aprendizaje de forma natural y sin estrés.
  • Badanamu consiste en crear un entorno de aprendizaje en el que los niños quieren estar y no donde los adultos perciben que deberían estar. Nuestros recursos didácticos y aplicaciones se caracterizan por utilizar personajes adorables, a los que les gusta jugar, y que hacen que aprender sea una experiencia agradable y divertida.