¿Quieres que tu hijo disfrute aprendiendo a leer en inglés y que aprenda a amar la lectura?

Wow! ¿Tu hijo ya es capaz de hablar y expresarse en inglés? ¡Bravo! Eso significa que ya ha adquirido conciencia fonológica, comprende los significados, es capaz de expresar sus deseos y necesidades… ¡Ya está listo para iniciar su andadura hacia la plena alfabetización!

Los métodos basados en la repetición memorística no son adecuados para el cerebro del niño, que es un cerebro inmaduro, en desarrollo. Aprender a leer en inglés no tiene que ser tedioso, ni suponer un esfuerzo para el niño, sino todo lo contrario. Es más, si se utiliza un método de aprendizaje adecuado y se aplica correctamente, el niño no sólo aprende a leer antes y sin estrés, sino que aprende a amar la lectura. Y esto es algo sumamente importante.

Es fundamental que tu hijo perciba la lectura como una actividad placentera, porque leer por placer le reportará enormes beneficios: le permitirá expandir su vocabulario y sus conocimientos, así como mejorar su concentración, su creatividad y su rendimiento escolar.

Hazte ahora estas preguntas:

Si has respondido “sí” a las preguntas anteriores, estás en el lugar correcto.

Aquí tienes la serie “Aprender a leer en inglés”.

¿Cómo puedo ayudar a mi hijo a aprender inglés?

Descubre cómo hacerlo en la GUÍA GRATUITA 10 estrategias eficaces que puedes aplicar para que tu hijo aprenda inglés contigo y consigue que él mismo desee aprender.

¡Me interesa!