was successfully added to your cart.

¿El bilingüismo confunde a los niños?

featured-img-confunde-ninos
En realidad, los bebés bilingües distinguen entre los idiomas que conocen y también los que no conocen, ¡sin necesidad de escucharlos!

Según un estudio realizado por Janet Werker y sus colaboradores, desde que están en el vientre, los bebés ya están aprendiendo a diferenciar los idiomas que hablan sus madres bilingües. Al nacer, no sólo tienen preferencia por esos idiomas frente a otros, sino que son capaces de distinguir entre los dos.

Pero, además, los bebés son capaces de percibir diferencias entre idiomas sin tan siquiera escucharlos.

¿Cómo es posible?

Comunicarse es transmitir un mensaje que el receptor comprende, no sólo a través de la expresión verbal, sino también a través de la expresión corporal y gestual, como en el caso de la lengua de signos o la lectura de labios.

El cerebro de los bebés bilingües se especializa en reconocer todas las señales visuales que rodean al mensaje para permitir una mejor comprensión.

Se ha demostrado que, a los 8 meses de edad, los bebés que crecen en familias bilingües saben cuándo una persona empieza a hablar en un idioma diferente, aunque no puedan escuchar su voz, simplemente observando sus movimientos faciales. Se percatan de que se ha producido un cambio de idioma, independientemente de si es un idioma conocido o un idioma que no han oído nunca. El cerebro del bebé monolingüe no necesita desarrollar esta habilidad.

Lo explica Loreto Nácar, investigadora experta en bilingüismo y adquisición del lenguaje.

Pero, si los niños bilingües tienen semejante capacidad atencional y tanta facilidad para distinguir entre idiomas…

¿por qué mezclan idiomas al hablar?

Cuando los bebés empiezan a decir sus primeras palabras, su aparato fonador aún no ha terminado de desarrollarse y tienen dificultades para producir ciertos sonidos. En el caso de los bebés bilingües, tienen más recursos y escogen las palabras más fáciles en cuanto a pronunciación. Por ejemplo, si tienen hambre, piden “pan” en lugar de bread y, si a continuación les llama la atención el tráfico, dicen car en lugar de “coche”. De este modo, consiguen más fácilmente su propósito, que es hacerse entender.

Una vez que empiezan a construir frases, en torno a los dos años, los niños bilingües ya se dirigen a la otra persona en su mismo idioma. Si el niño es consciente de que esa persona también es bilingüe, puede responder alternando entre ambos idiomas y, en ocasiones, combinando en una misma frase palabras de ambos idiomas. Este fenómeno se denomina code switching y tampoco es un signo de confusión. Se trata de una estrategia que también utilizamos los adultos y que los niños desarrollan de forma natural. Los niños utilizan esta estrategia por distintos motivos:

Pueden necesitar realizar un préstamo. Dado que el lenguaje se adquiere a través de interacciones con otras personas pero esas interacciones no son las mismas en cada idioma, en un momento dado, un niño bilingüe puede no haber aprendido en un idioma palabras o expresiones que ya conoce en el otro.

Pueden tener una preferencia personal. En ocasiones, los niños tienen apego por ciertas palabras que, en un idioma concreto, adquieren un significado especial para ellos.

En cualquier caso, tomar palabras prestadas de un idioma, introducirlas de una frase construida en otro idioma y conseguir que el mensaje sea comprensible, demuestra que el niño comprende el funcionamiento del lenguaje y que es capaz de utilizar todas las herramientas lingüísticas que tiene a su alcance para facilitar una comunicación fluida.

Otras entradas que te podrían interesar:

¿El bilingüismo produce retrasos en el habla?

¿El bilingüismo perjudica el rendimiento escolar?

 

Si te ha gustado este artículo, ayúdanos a difundirlo compartiéndolo en tus redes.

¡Únete a nuestro Club y recibe gratis contenidos exclusivos!

Como regalo de bienvenida, podrás descargar la guía didáctica 10 estrategias eficaces que puedes aplicar para que tu hijo aprenda inglés contigo.
¡Me interesa!
Además, tendrás acceso a guías didácticas y tutoriales, webinars, artículos destacados del blog ¡y mucho más!